C/ San Bernardo, 66. 3ºD, 28015. Madrid. España - www.infozoos.org - info@infozoos.org

Infozoos © ANDA y FAADA. 2006. 

GUÍA DE COMPORTAMIENTOS ABERRANTES

En todo el mundo miles de animales en los zoos se encuentran encerrados en ambientes artificiales, con pocos estímulos, poco enriquecimiento, sin la oportunidad de huir de la mirada del público... A menudo suelen desarrollar patrones de comportamiento anómalo, al no poder actuar de forma natural.

Incluso en los llamados "mejores zoos", el comportamiento anómalo está presente, y puede tratarse de animales que vemos caminar arriba y abajo - pacing, mecerse-rocking, vomitar, o incluso automutilarse. En la evaluación de los zoos del Reino Unido, llevada a cabo por Zoo Check (Zoo Health Check 2000), el 80% de los grandes zoos y safari parks del Reino Unido presentaban uno o más animales que mostraban un comportamiento estereotípico.

Algunos de los comportamientos que presentan los animales aburridos y frustrados, tienen una base en las actividades que realizan cuando viven en libertad. Pueden comenzar como un comportamiento normal, pero en un confinamiento empobrecido, puede convertirse en compulsivo y antinatural. Entonces ya se identifican fácilmente porque a menudo estos comportamientos se simplifican y se representan en exceso, especialmente cuando los animales están más estresados.

Antes de difundir imágenes con comportamientos estereotipados, zoocosis o conductas aberrantes hay que asegurarse de que ese comportamiento es consecuencia de la instalación del zoo ya que en numerosas ocasiones los animales lo han adquirido por las condiciones de vida previas a su llegada a ese centro en concreto (circos, animales de compañía, zoos clausurados…). En este caso conviene consultar qué medidas ha tomado el zoo para reeducar al animal afectado, aunque no sea responsable del problema en el comportamiento del animal.

    Artículo relacionado:

    Informe crítico sobre la estereotipia

    Georgia J. Mason

    Subdepartamento de Comportamiento

    Animal, Universidad de Cambridge,

    Madingley, Cambridge CB3 8 AA, U.K.

    Animal Behaviour, 1991, 41, 1057-1037

 

Link al documento “Informe crítico sobre la estereotipia”

 

 

El comportamiento estereotípico es quizás el comportamiento animal anómalo más ampliamente estudiado y es el más fácil de analizar e identificar. A pesar de los muchos estudios y definiciones establecidas, sólo recientemente las evidencias científicas han comenzado a apoyar la idea de que el estrés que sufre el animal por el mero hecho de estar en cautiverio, es una posible causa de comportamiento anómalo y repetitivo.

El cómo y por qué ocurren estos comportamientos es algo que aún no se sabe a ciencia cierta; y en muchos casos incluso es difícil distinguir las estereotipias de otros tipos de comportamiento. Sin embargo, varios estudios realizados han revelado que un animal individual que manifieste una estereotipia, podría indicar que tiene dificultades para adaptarse a sus condiciones o su situación. Por tanto, ahora se acepta ampliamente que la estereotipia es un indicador de un bienestar animal absolutamente deficiente (Broom & Johnson, 2000). Lo que no se sabe todavía es si el comportamiento ha aparecido para ayudar al animal a adaptarse a su situación actual; si el comportamiento se desarrolló históricamente y, aunque las circunstancias han cambiado, ahora está arraigado, o bien no tiene nada que ver con el cautiverio del animal y, por tanto, es una patología del comportamiento (Dantzer, 1986 y Mason, 1991a).

 

Zoocosis

En 1992, el cofundador de Zoo Check, Bill Travers, acuñó el término 'zoocosis' para describir este comportamiento obsesivo y repetitivo. Describía a los animales de los zoos que se comportaban de manera anómala como zoocóticos, destacando que esos comportamientos podrían ser la prueba de que el cautiverio lleva a la neurosis. Estos términos ahora se aceptan ampliamente y se usan cada vez en más revistas y publicaciones.

¿Cuáles son las causas de la Zoocosis?

  • Animal apartado de su hábitat natural

  • Incapacidad de realizar adecuadamente comportamientos naturales

  • Inactividad, frustración, aburrimiento forzados

  • El control directo es de los humanos; pérdida de control personal

  • Pérdida de vida en grupo social normal o estatus solitario

  • Fármacos y control médico de fertilidad

  • Cautiverio en un entorno totalmente desconocido

  • Infraestructura e iluminación artificiales, dieta previsible, ruidos y colores extraños

  • Proximidad antinatural de otros animales y visitantes humanos

En septiembre de 2002, científicos de Oxford alegaron que habían podido establecer una relación entre el comportamiento estereotípico y el estrés sufrido por el animal. En un estudio con ratones de campo en cautiverio, los científicos descubrieron que el cautiverio provocaba cambios en una región del cerebro (ganglios basales) que es la responsable de organizar y secuenciar el comportamiento (Mason et al, 2002). También se sabe que esta región del cerebro tiene un papel muy importante en el comportamiento de pacientes humanos autistas y esquizofrénicos, además de ser muy sensible al estrés.

El estudio llegó a la conclusión de que aunque el cautiverio puede tener efectos profundos en las funciones cerebrales, no significa necesariamente que estos animales tengan unos efectos irreversibles. Sin embargo, los investigadores alegaban que la estereotipia puede acarrear implicaciones importantes para el bienestar de los animales.

 

Definiciones:

Un animal estereotípico: 
Animal que regularmente manifiesta un comportamiento estereotípico (por lo menos una vez al día).

Un animal zoocótico: 
Animal que ha desarrollado problemas neurológicos, debido a que durante un periodo de su vida estuvo en cautiverio.

  • Blanca Facebook Icono