Quiénes Somos
El proyecto
Contacto
    ¿Como afecta la ley?
    Marco Legislativo
    Lo que dice la ley...
    Activismo jurídico
    Administraciones
APUNTES SOBRE LA LEY DE ZOOS

APUNTES SOBRE LA NORMATIVA RELATIVA A LA CONSERVACIÓN DE LA FAUNA SILVESTRE EN LOS PARQUES ZOOLÓGICOS.(lo que dice la ley de zoos)

Introducción y Directiva 1999/22/CE :

El Consejo de la Unión Europea, con la finalidad de establecer una base común para la legislación de los estados miembros en relación con el mantenimiento de animales salvajes en parques zoológicos, adoptó la Directiva 1999/22/CE, de 29 de marzo. Los objetivos de dicha Directiva son proteger la fauna silvestre y conservar la biodiversidad mediante la adopción, por parte de los Estados miembros, de medidas relativas a la autorización e inspección de los parques zoológicos en la Comunidad, potenciando así su papel en la conservación de la biodiversidad.

La contravención de la mencionada Directiva puede dar lugar a un procedimiento de Queja ante la Comisión Europea. Se ha de adjuntar al escrito de Queja todo tipo de informes y material testimonial que acrediten la infracción de la Directiva europea. Asimismo, la persona o entidad que presente la Queja tendrá la obligación de contestar en el tiempo establecido a las cartas que la Comisión Europea le remita a los efectos de solicitar información complementaria.

Otra opción es la presentación de peticiones al Parlamento europeo, que pueden versar sobre infracciones contra la legislación vigente y si éste lo considera procedente formará una comisión que investigará directamente el tema.

La Ley española 31/2003, de conservación de la fauna silvestre en los parques zoológicos:

De acuerdo con la mencionada Directiva, las Cortes Generales Españolas aprobaron la Ley 31/2003, de 27 de octubre, de conservación de la fauna silvestre en los parques zoológicos. Esta Ley, en su Capítulo II, artículo 3 obliga a los parques zoológicos a:

a) Alojar a los animales en condiciones que permitan la satisfacción de sus necesidades biológicas y de conservación.

b) Proporcionar a cada una de las especies un enriquecimiento ambiental de sus instalaciones y recintos, al objeto de diversificar las pautas de comportamiento que utilizan los animales para interaccionar con su entorno, mejorar su bienestar y, con ello, su capacidad de supervivencia y reproducción.

c) Prevenir la transmisión de plagas y parásitos de procedencia exterior a los animales del parque zoológico, y de éstos a las especies existentes fuera del parque.

d) Evitar la huida de los animales del parque zoológico, en particular de aquellas especies potencialmente invasoras, con el fin de prevenir posibles amenazas ambientales y alteraciones genéticas a las especies, subespecies y poblaciones autóctonas, así como a los hábitats y los ecosistemas.

Además, superando el modelo retrógrado de jaulas vitrina, y debido a que los hábitats de los animales salvajes se van reduciendo y su distribución geográfica se hace más fragmentada, la finalidad de los parques zoológicos actuales es la de contribuir a la conservación de la biodiversidad participando en programas de conservación "ex situ" de especies de fauna silvestre. Para que se cumplan dichos objetivos, los zoológicos han de ser una fuente de conocimientos científicos que esté a disposición de universidades, de instituciones dedicadas a la investigación y de organizaciones comprometidas con la conservación de la naturaleza. También ha educar al público para que sea consciente de la necesidad de la conservación de la biodiversidad.

Los parques zoológicos también han de disponer del personal necesario especializado para que se puedan cumplir las medidas de bienestar animal, profilácticas, ambientales y de seguridad.

El artículo 4 del Capítulo II de la presente Ley regula la obligatoriedad por parte de los parques zoológicos de elaborar, desarrollar y cumplir unos programas para conseguir los objetivos mencionados en los párrafos anteriores.

Asimismo, los parques zoológicos dispondrán de un registro actualizado de especies y ejemplares, teniendo como prioridad la identificación individualizada de cada animal.

La apertura al público así como la modificación sustancial y la ampliación de los parques zoológicos estarán sujetas a autorización del órgano competente de la comunidad autónoma donde cada de ellos se ubique.

Inspecciones, infracciones y sanciones:

El órgano competente de la Comunidad Autónoma inspeccionará anualmente cada parque zoológico, sin perjuicio de las inspecciones que pueda realizar en cualquier momento, de oficio o a instancia de una denuncia.

La denuncia se debe dirigir a la Administración competente y detallar con la mayor precisión los hechos, solicitando la investigación de los mismos y su posterior sanción.

En cuanto a los tipos de infracciones, la Ley las tipifica clasificándolas como:

•  LEVES:

a) El deficiente funcionamiento del registro de colecciones de especies y ejemplares.

b) La insuficiencia de los medios personales y materiales exigidos en esta ley.

Las multas serán de 300 a 600 euros.

•  GRAVES:

a) El incumplimiento de las condiciones específicas establecidas en la autorización de apertura al público.

b) La carencia del personal especializado o los medios materiales exigidos en esta ley.

c) El incumplimiento de las medidas profilácticas, de bienestar, ambientales y de seguridad pública establecidas en esta ley.

d) La liberación no autorizada, negligente o intencionada, de los animales del parque zoológico.

e) La falsificación, la ocultación u omisión de datos y documentos presentados ante la administración correspondiente.

f) El incumplimiento de las actividades establecidas para la elaboración, desarrollo y cumplimiento de los programas de conservación, educación y atención veterinaria contemplados en el artículo 4 de esta ley.

g) El incumplimiento del deber de colaboración con la autoridad inspectora.

Las multas serán 601 a 60.100 euros.

3) MUY GRAVES:

a) La apertura al público, la modificación sustancial o la ampliación del parque zoológico sin la autorización del correspondiente órgano competente.

b) La liberación no autorizada, negligente o intencionada, de animales del parque zoológico pertenecientes a especies potencialmente invasoras.

c) Dar muerte de manera intencionada a los animales del parque zoológico o la eliminación de sus restos intencionadamente sin causa justificada.

d) El maltrato, abandono o deterioro intencionados o por negligencia de los animales del parque zoológico.

Las multas serán de 60.101 a 300.500 euros.

El incumplimiento de lo establecido en esta ley será sancionado con arreglo a lo dispuesto en este capítulo y en el título IX de la Ley 30/1992, de 26 de noviembre, de Régimen Jurídico de las Administraciones Públicas y del Procedimiento Administrativo Común. El órgano competente de la Comunidad Autónoma, previa instrucción del procedimiento sancionador es el que impondrá a los responsables de las infracciones las multas correspondientes, pudiendo imponer el cierre temporal o definitivo de la instalación o del recinto.

La responsabilidad será solidaria cuando sean varios los responsables y no sea posible determinar el grado de participación de cada uno de ellos en la comisión de la infracción.

En todo caso, el titular del parque zoológico será responsable subsidiario de las infracciones cometidas por el personal que preste servicio en el propio parque zoológico.

Este régimen sancionador de carácter administrativo, evidentemente, lo es con independencia de las posibles responsabilidades exigibles en las vías civil, penal o de otro orden que en su caso pudiera exigirse. Civilmente, y en el caso de que un animal huido o liberado del parque zoológico, cause daños a una persona, deberá presentarse una demanda ante el Juzgado, reclamando por los daños y perjuicios ocasionados, cuya interposición excepto si la reclamación no es superior a 901,52 € , deberá realizarse mediante abogado o procurador.

Además, el Código Penal tiene en consideración como conductas punibles y constitutivas de delito entre otras: introducir o liberar especies de fauna no autóctona, de modo que perjudique el equilibrio biológico, contraviniendo las leyes o disposiciones de carácter general protectoras de las especies de fauna, con penas de prisión de 4 meses a 2 años o multas de 8 a 24 meses (art. 333); y como constitutivos de falta que los dueños o encargados de la custodia de animales feroces o dañinos que los dejaran sueltos o en condiciones de causar daños, con penas de multa de 20 a 30 días (art.631).

Quiénes Somos | El proyecto | Contacto | Colabora

Infozoos © Eurogroup, Born Free Foundation. 2006.
C/ San Bernardo, 66. 3ºD, 28015. Madrid. España - www.infozoos.org - info@infozoos.org